Crocantes hojuelas de castaña amazónica, tostadas con sal de Maras y hierbas, o solo sal de Maras. Para calmar la ansiedad y no te comas las uñas. Las puedes poner en tus ensaladas para agregar proteína y darle el crunchy que te gusta.

Origen: De la Reserva Nacional Tambopata en Madre de Dios