Para paladares exquisitos y gargantas exigentes, te traemos esta chelita directamente de castañales de Madre de
Dios. Sorpréndete con cada sorbo y comparte esta joyita con la que ayudas a proteger el Perú. ¡Salud!

Origen: De la Reserva Nacional Tambopata en Madre de Dios